¿Sientes que postergas tus proyectos? Aquí tienes 3 ideas que me están ayudando a concretar a los míos!





Desde hace mucho escribo un diario. Va por fases: el tamaño del texto es inversamente proporcional al estado de ánimo. Si todo va bien, es una reseña. Si va menos bien, es una novela brasileña. 

También escribo todo lo que quiero hacer. Y esto es lo que me estaba molestando: vengo repitiendo desde hace mucho una lista larga de “proyectos pendientes”...  Aparecen cosas nuevas, pero nada se mueve realmente. Y ya estaba harta de escribir siempre lo mismo. 

Hace un tiempo leí “what the most successful people do before breakfast” (traducción literal: “qué hacen las personas de éxito antes de su desayuno”; no sé si esta traducido al español) de Laura Vanderkam. 

Pero por entonces yo trabajaba para una empresa alemana e iba de bólido. En mi contrato ponía District Manager pero en realidad era bombero. Vivía apagando incendios. Yo pasaba el tiempo siendo la agenda de los demás y dejando la mía de lado. Por aquél entonces, el contenido del libro no me “llegó”.

Años (y unos cuantos libros de gestión del tiempo) después, ya no estoy en esta empresa y ya no soy bombero. Mi desempeño ha mejorado muchísimo; pero mi lista seguía “intacta”.

Hace un par de semanas volví a ver el libro en mi estantería.  Lo cogí. Es curioso como leer un libro en diferentes momentos de tu vida te aporta diferentes informaciones.

Y aquí lo que he “redescubierto”:

1.   despiértate pronto y empieza el día haciendo algo por ti; por tu desarrollo profesional; por tu crecimiento personal;  tú decides.  Pero, por TI”.

Para mí esto fue ¡el equivalente a la invención de internet! (tipo, “¿cómo he vivido sin esto antes?”).  
Lo puse en práctica: me despierto a las 6h y dedico esta hora “extra” a mi proyecto (elegido la noche anterior). Como estoy centrada en lo que quiero hacer, el tiempo me cunde. 

Y me dirás “¡si ya me levanto a las 6h para ir al curro!”. Pues… ¿a las 5h30? Te aseguro que el cambio es enorme – como vas avanzando en las cosas que quieres hacer, te llenas de energía incluso para seguir con las tareas del día. 

2.   que tu proyecto te motive.

Verdad que cuando tienes que despertarte pronto para irte de vacaciones o hacer cualquier otra cosa placentera, ¿te cuesta menos? ¡Bingo! Este es el punto crucial: te costará menos despertarte, porque lo harás por ti; por tus proyectos; por tus sueños. 

No es como despertarse pronto para planchar la ropa…. (sí, a veces me da el subidón hacer desaparecer la pila de ropa pero no lo suficiente para despertarme a las 6h). Pero para estudiar mí curso de marketing; terminar un  moodboardque empecé hace meses; idear la nueva colección de joyería; o simplemente estar en silencio conmigo misma… eso sí ha hecho la diferencia. 

Hay un estudio que prueba que la gente que hace ejercicio por las mañanas es más constante en ello – ¡empiezas el día y ya lo tienes hecho!  Por la tarde siempre cuesta hacer espacio para tus cosas. 

3.   Para mantener tu motivación en alta: disfruta del camino, no solo del destino.

En el episodio de MarieTV de Marie Forleo (que si aún no la conoces, te la recomiendo fuertemente), Marie habla de ello.

Esto también es algo nuevo para mí. Lo que solía motivarme era ver como mi lista de cosas por hacer se reducía y el hecho de tachar la tarea parecía más importante que la tarea misma. Supongo que era un reflejo del estrés, cuando tenia miles de fuegos por apagar.

En mi caso, noté que el punto 3 tiene todo que ver con el punto 2: puesto que la tarea me motiva, estoy disfrutando (de manera consciente) del proceso y esto me da más energía aún para seguir con ella y cumplir los plazos que me pongo.  

Me dijeron que se tarda 66 días para crear un hábito… me faltan 52…. . ¡Pero ya me funciona! Mi lista se ha movido: he terminado el curso de marketing online (se llama B-School y lo recomiendo, de Marie Forleo); me he apuntado a un curso de italiano (eso ya ni aparecía en mi lista por la vergüenza que me daba a mí misma – a propósito, es una sensación muy curiosa la de esconderte algo de ti misma para no avergonzarte :-P), he planificado acciones para mi negocio y ¡he vuelto a la joyería! (que en mi lista, aparecía ya en rojo…).

El proyecto de la vez es una expo de joyería que participaré en el 9 de Septiembre en ElTornBarcelona, a razón del  47º Congreso internacional de la Cerámica. Queda la invitación, si estás en Barcelona, me encantaria verte.

Iré compartiendo aquí y en INSTAGRAM las fotos del  “work in progress”  y de las piezas acabadas.

¡E iré tachando mi lista! \0/

Si en algún momento te has dicho “no tengo tiempo para vivir mi sueño” o terminar un proyecto – piénsalo otra vez.  Quizás la llave esté (como lo estuvo en mi caso) muy a tu alcance… al lado de tu taza de café. 

¿Se te ocurre alguna idea diferente? ¡Me encantaría conocerla!  ¡Compártela y así nos vamos motivando mutualmente! ¡Que acompañado el camino se hace más alegre! 
Un beso, Paula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario